miércoles, 31 de agosto de 2011

El “llamamiento” al Ministerio de Tiempo Completo


¿Cómo saber si Dios me ha llamado al ministerio a tiempo completo? 

Antes de escribir sobre este tema basado en (1 Reyes 19:19-21) quisiera decir que, aunque todos somos llamados a servir a Dios, y todos tenemos dones que el Espíritu ha puesto en nuestras vidas, y son necesarios para que la Iglesia cumpla con su misión, al decir llamados a tiempo completo quiero decir que tengo un llamado especifico a ser uno de los dones de Cristo a la Iglesia; apóstol, profeta, evangelista, pastor, o maestro. (Ef.4:8-11)

En primer lugar, es importante estar bajo la “cobertura” de un ministro que tiene un ministerio fructífero. Eliseo recibió “el manto de Elías” (v.19) Esto representaba la trasmisión de la misión, unción, y la vida de Elías sobre la vida de Eliseo. El liderazgo no es algo que ocurre en la "soledad" o aislamiento, pero en la interacción de padres espirituales formando hijos, mientras el padre ejerce su ministerio, está impartiendo su manto sobre aquellos que está bajo su ministerio. ¿Te puedes imaginar cuan diferente seria la vida de Eliseo, si en vez de recibir el manto de Elías, hubiese recibido el manto de Acab? Jesús no solamente enseño a sus discípulos doctrinas, pero mayormente impartió su vida en sus discípulos. El ministerio es más que información es impartición. Dios ha escogido que esto ocurra en el contexto de la comunión, e interacción de líderes y discípulos, por medio de la palabra y del ejemplo. Creo que este es uno de los aspectos más importantes, y que determina qué clase de ministro serás.

Es segundo lugar se requiere obediencia, la actitud de Eliseo fue la de inmediatamente obedecer el llamado de Dios que recibía a través de Elías. (V. 20) La historia no nos dice cual era la actitud de Eliseo antes de que Elias pusiera su manto, en cuanto al ministerio profético, pero en la mayoría de los casos, el que es llamado al ministerio ha estado escuchando en lo privado la voz de Dios, y solamente es confirmado por sus líderes, pero una vez que se escucha es importante que respondas con prontitud, y dejes a un lado lo que te pudiera detener, ya sea temor, planes diferentes, critica, etc. El llamado al ministerio si es irrevocable, sé que muchos usan este texto, Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. (Rom 11:29 RV60) pero lo usan incorrectamente porque de acuerdo al contexto se refiere al llamado de Israel como nación y como  a pesar de haber rechazado a  Cristo, todavía son el pueblo de Dios, y como los gentiles ahora son llamados a ser parte del pueblo de Dios, este verso no dice nada en cuanto al llamado al ministerio. En la vida real he conocido, muchos hombres y mujeres que tuvieron un llamado de Dios, pero que ahora viven vidas frustradas, porque no escucharon la voz de Dios, y el llamado de Dios en sus vidas. También hay otros que están ocupando el sitio que les correspondía a otros que simplemente no tuvieron por digno el llamado de Dios y el Señor llamo a alguien más a ocupar ese lugar. Así que si Dios te llama, no esperes mas, obedece simplemente su voz.

En Tercer lugar, se requiere entregar todo  a Dios. (V.21) Para Eliseo esto significa su vida de campesino, sus arados, y sus bueyes. Cada uno de nosotros siempre tendrá algo que traer al altar de Dios. En ocasiones, son las metas personales, los logros, o las posesiones, cualquiera que sea, para que puedas seguir libremente obedecer el llamado de Dios, solamente será posible si tu todo está en el altar de Dios.

Por último, el llamado al ministerio significa el llamado a servir. (v.21) Quizás tienes una imagen “glamorosa” del ministro evangélico, alimentada por las “estrellas” del mundo cristiano, pero detrás de esas cuantas “estrellas” del cristianismo, hay miles y miles de ministros que sirven con fidelidad y fructíferamente a Dios. Nadie los reconoce, o les aplaude, pero son fieles en cumplir con el llamado que escucharon de su Señor. Lo más importante no es el aplauso del hombre, pero la aprobación de Dios a lo que él te llamo, y este consiste en servir a Dios a través de servir a los demás. El ministro es un siervo, que tiene un solo Señor, Jesús, y un solo campo de servicio el mundo.

En este día, examina tu vida y pide al Espíritu que te muestre con claridad si te ha llamado al ministerio de tiempo completo.
Que Dios te guie, ilumine, y haga resplandecer su rostro en tu vida y seas fructífero en el llamado de Dios a tu vida.

Oración:
¡Señor, me rindo a ti! ¿Señor que quieres haga? Hoy me rindo a ti traigo ante ti mi vida, úsala para bendecir la vida de alguien más en este día, que hoy sea el comienzo de algo nuevo en mi vida.

9 comentarios:

  1. dios te bendiga hermano tu informacion es muy valiosa para mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque sera que muchas veces necesitaremos leer y buscar cuando Dios nos ha llamado al ministerio de forma directa... es mas un sigo inquieto

      Eliminar
    2. Dios usa varias formas para llamar nuestra atencion...

      Eliminar
  2. Muy constructivo tu estudio. Gracias y mil bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido de ayuda. Espero la confirmación del Padre en estos momentos. Hace unos meses me he comprometido con Dios para servirle a tiempo completo, si El así lo requiere. En fin, he buscado, como tú lo dices en tu primer punto, el asentimiento de un ministro fructífero. Me ha dicho que ya tengo lo primero: disposición. Que espero lo que llamamos "el momento de Dios". Es mucha la bendición de no vivir en la sosobra ni con el complejo de culpa. Éxitos en los pasos de vuestra familia!

      Eliminar
    2. para mi personalmente oir el llamado de Dios, no fue algo instantáneo, sino mas bien un proceso, que comenzó a los 14 anos, y culmino con mi obediencia a los 21 anos. Fue hasta ese momento que sin dudas obedeci su llamado, del cual no me arrepiento después de 28 anos..

      Eliminar